Ir al contenido principal

LA VELOCIDAD EN LOS DEPORTES COLECTIVOS


 LA VELOCIDAD EN LOS

DEPORTES COLECTIVOS

"Un hombre no es un recipiente que hay que llenar,

sino una mecha que hay que encender"

Mateo y Lillo


http://www.martiperarnau.com/wp-content/uploads/sprint1.jpg



En el deporte, el profesional busca, a través de su cuerpo, que es a la vez sujeto y objeto de la acción, jugar con el tiempo a fin de modificar sus acciones, para adaptarse mejor a la participación en el mismo.

En este contexto, la velocidad, entendida como una capacidad humana que afecta a la consecución de los movimientos deportivos, es uno de los factores a los que se le da mayor importancia. Profesionales del deporte han centrado sus preocupaciones, no sólo en las manifestaciones que lo caracterizan, sino también en la manera de transformarlos en inductores de la eficiencia y eficacia de los deportes.

Curiosamente, este énfasis en la velocidad aparece con relativa importancia en el antiguo ideal griego olímpico, de acuerdo con los que el deporte sería el camino para el hombre: llegar más lejos, saltar más alto y ser más fuertes (Citius, Altius, Fortius). 

De hecho, dadas las exigencias del deporte hoy en día, no sólo llegar más lejos o saltar más alto o ser más fuerte, da resultado a ser más rápido, más veloz.. Más rápido, no sólo para llegar al lugar deseado, o realizar una acción, sino también para pensar, para encontrar soluciones a darse cuenta del error, para decodificar los signos de juego. En resumen, más rápido y mejor, entender, pensar y actuar. 

Este punto de vista reconoce implícitamente que el ideal olímpico, parece omitir una dimensión fundamental de la actividad humana en el deporte: la inteligencia. No es una inteligencia estática y abstracta, es un comportamiento motor inteligente por la cual el hombre, no sólo se adapta a las demandas colocadas estratégicamente, sino que también es capaz de provocar intencionalmente enmiendas que son favorables.


Velocidad en Deportes Colectivos 

La contribución relativa de la velocidad para el rendimiento varía con las exigencias de cada deporte (Dick, 1989).

Los juegos deportivos colectivos (JDC) se caracterizan por complejas relaciones de cooperación y oposición que se derivan de los jugadores y de los equipos, en la confrontación y el conocimiento que tienen del juego, ellos mismos y el oponente (Oliveira y la Garganta , 1996). 

Dado que, en este contexto, la dimensión estratégica-táctica juega un papel decisivo, el concepto de velocidad trasciende la concepción clásica de que claramente lo define como la capacidad de realizar acciones motrices lo más rápido posible.

Por tanto, estamos ante un problema debido a las tareas que se realizan en cada sesión. En los procedimientos que forman parte de este grupo de deportes, que constantemente demanda es una síntesis entre la velocidad y la eficacia en la tarea, consiste en darse cuenta de la importancia de la unidad entre el sistema perceptivo y la velocidad de ejecución.

Las interacciones del sistema de percepción de la velocidad se organizan en torno a tres ejes (Jalabert, 1998):  

                 1.- Selección de la información - el jugador de alto nivel gana tiempo en la selección de la información para la consecución de los objetivos. 

                 2.- Vinculación de la información - el jugador de alto nivel invoca experiencias pasadas para predecir las consecuencias de las acciones emprendidas. Por lo tanto, es capaz de establecer conexiones entre elementos tales como la orientación de los apoyos, la postura del adversario, las líneas de fuerza de la defensa rival, las trayectorias impresas en la pelota, y otros, que han demostrado ser cruciales para lograr el éxito;

                 3.- Reorganización de control sensorial del movimiento 

En este contexto, parece apropiado considerar no una forma, sino varias. Incidentalmente, Weineck (1994) y Gambetta et al. (1998) ilustran este hecho, en virtud de Fútbol, ​​teniendo en cuenta la coexistencia de siete formas:
http://3.bp.blogspot.com/-LmYCBYPGUmo/Tdam_ER9d3I/AAAAAAAAABA/yCh_289BDeo/s1600/Lionel-Messi-Brasil-vs-Argentina-Final-Copa-America-2007-1036.jpg
                      1.-  La velocidad de la percepción - relacionado con la capacidad de procesar estímulos auditivos y visuales y tomar decisiones a partir de una variedad de opciones que dependen de una situación en particular;

                       2.- La velocidad de anticipación - relacionado con la capacidad de predecir la probabilidad de desarrollo de líneas de fuerza de una situación;

                       3.- La velocidad de decisión - relacionado con la capacidad, después de analizar una situación, decidir qué hacer;

                       4.- La velocidad de la reacción - en relación con la capacidad de reaccionar a un estímulo o acción previa;

                       5.-  La velocidad de movimiento sin balón - relacionado con la capacidad de realizar acciones sin balón (desmarques, marcajes, saltos y otros cambios de dirección);

                       6.- Velocidad de acción con el balón - relacionado con la capacidad de realizar habilidades técnicas específicas;

                       7.-  La velocidad de juego - relacionado con la capacidad de tomar decisiones durante el juego y ejecutarlos en relación con las restricciones técnicas y tácticas, es decir, para actuar correctamente en el momento adecuado.

La expresión de la velocidad se deriva no sólo de la reacción a los estímulos o brevedad velocidad gestual, también en el tiempo necesario para la identificación, información sobre el reconocimiento y la evaluación de situaciones complejas de juego. Cómo sostiene Paillard (1990), en términos de procesamiento de la información, el tiempo que está disponible para operar es más importante que la cantidad o la calidad de las acciones.

La capacidad de predecir, por ejemplo, permite a un jugador, aun siendo "más lento" que otros, en términos de neuromuscular puede llegar rápidamente a un lugar particular en el terreno de juego, como se predijo y anticipó la respuesta.

Según esta razonamiento, la velocidad, lejos de estar restringida al sentido físico, que se sitúa la relación entre la distancia recorrida por un objeto y el tiempo transcurido, debe ser especialmente como una magnitud táctico-técnico, de percepción y de información, que sematerializa en lo que puede llamarse la velocidad de realización, cuando nos referimos a la disposición de cada jugador, o la velocidad del juego, cuando se reporta el desempeño de las tareas del equipo, mientras que la unidad colectiva, en varias etapas a través del juego.
Vamos a considerar los movimientos básicos del aparato locomotor de los jugadores, en sus diferentes formas (correr, trotar, correr rápido, sprint). Podemos ver que las razones de su expresión se basan en la intencionalidad principalmente por los imperativos tácticos. El jugador se mueve a un lugar con mayor o menor intensidad, un momento u otro, en función del movimiento de compañeros y adversarios, y la posición del balón, es decir, dependiendo de la configuración del juego (Canyon, 1997). 

La tasa de logro por lo tanto resulta de la combinación de aspectos diferentes y complementarias, por ejemplo a nivel fisiológico (contractilidad de las fibras musculares), biomecánicos (intensidad, dirección y transmisión de las fuerzas presentes complejos) y perceptual (naturaleza de los receptores sensoriales que los control de movimiento). Los resultados de la velocidad de juego, no es la suma de la realización de distancias a cirta velocidad, sino la forma en que el equipo, gestiona los diferentes momentos de la configuración del juego y reaccionan colectivamente, como un pañuelo de papel inteligente

http://4.bp.blogspot.com/-zTrymhBGcZU/TxJ_Gq0mgAI/AAAAAAAAAbg/ebXTS1L9RWY/s1600/xavi+vs+usain.png
 

Entradas populares de este blog

LA ESCUELA DE FUTBOL DEL AJAX REFERENCIA EN LA FORMACION DE JUGADORES

Así trabajan los preparadores físicos de LaLiga: El Profe Ortega, Pintus, Ros...

A poco más de una semana para que arranque LaLiga, los preparadores físicos ultiman la puesta a punto de sus futbolistas de cara a una nueva temporada. Pese a que el objetivo parece común, las técnicas empleadas por cada uno de ellos son de lo más variadas. Alguno de ellos se ha convertido en una figura mediática en los últimos años. El 'Profe' Ortega es el responsable del salto físico y, por tanto, deportivo del Atlético del Cholo. Parece hiperactivo, pero todo está milimétricamente estudiado: "Es muy distinto a como lo vemos por la tele, muy tranquilo, muy buen profesional", explica a MARCA el preparador físico del Lega, Miguel Pérez. Por otra parte, el madridista Pintus es el estratega que ha permitido que los suyos lleguen a tope al final de la temporada. Ros vuelve a casa El hoy preparador físico del Barcelona compartió vestuario y centro del campo con Pep Guardiola en el filial. Ya con el de Sampedor como técnico del primer equipo, Ros, por entonces recuperador,…

Método de Entrenamiento Coerver